¿Cómo será viajar después de la pandemia?
ALTA DE CLIENTE

Regístrate para hacer tus reservas y compras de divisas más rápido. Accede a tu historial y configura tus alertas.

NUEVO CLIENTE
YA SOY CLIENTE

Accede a tu cuenta para comprar y reservar divisas fácilmente. Consulta tu historial y comprueba el estado de tus operaciones.

¿Has olvidado tu contraseña?
Mostrar/Ocultar Menú
Eurochange, cambio de divisas
Atención al cliente y reservas
EN
Blog > Viajes > Consejos

¿Cómo será viajar después de la pandemia?

Si tú también te estás preguntando cómo será viajar después de la pandemia, hoy vamos a tratar de recoger medidas y acciones que ya se están aplicando más algunas tendencias para tratar de imaginarnos cómo será la vuelta a los viajes y las vacaciones después del Coronavirus.

 

Viajar después del coronavirus

 

  1. Flexibilidad

La flexibilidad para cambios o cancelaciones es algo que hoteles y apartamentos vacacionales ya ofrecían como valor diferenciador desde hace tiempo. Pero las aerolíneas siempre han sido reacias a ofrecer estas ventajas salvo para las tarifas premium. En los últimos meses hemos visto como hasta las low-cost han cambiado sus políticas ofreciendo cambios y cancelaciones de forma gratuita en todas las tarifas en un intento por atraer clientes.

¿Será duradero este cambio? Es probable que no y que, en cuanto empecemos a volver a la normalidad y se reestablezca la libertad de circulación de turistas, vuelvan a ser servicios exclusivos. Pero es de esperar que, al menos durante un medio plazo, sigan ofreciendo estas opciones a todos los clientes. Aunque como viajeros y usuarios, nos encantaría si decidiesen adoptar esta medida para siempre.

 

  1. Seguridad e higiene

Del mismo modo que tras el 11-S se implantaron nuevas medidas de seguridad aérea, durante el COVID han llegado otras medidas que, como en el caso de las primeras, podrían quedarse para siempre.

Un ejemplo es el refuerzo de medidas de limpieza en aeropuertos, aviones, estaciones de tren, trenes, estaciones de autobús, autobuses,…  El uso de geles hidroalcohólicos, el distanciamiento en las colas de espera. Este tipo de medidas de higiene es muy posible que se mantengan en el tiempo e incluso de forma indefinida. Otras como el control de aforos son más difíciles de mantener por el impacto económico que tienen ya que las compañías no pueden seguir operando durante mucho tiempo manteniendo los precios con el 50%, o menos, de viajeros.

 

  1. Menor planificación

La incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y sobre las medidas que se van tomando con respecto al turismo y la cuarentena han llevado a los viajeros a planificar las vacaciones y escapadas con una antelación de una o dos semanas, mientras que lo habitual era planificar con un mes o más antelación.

Esta falta de planificación hará que las ofertas de última hora sean más populares y más buscadas por los viajeros y que éstos busquen, además, facilidad en la planificación para unas vacaciones que no han tenido mucho tiempo de organizar, así como flexibilidad y rapidez en operaciones y trámites. Esto supondrá un nuevo abanico de posibilidades para alojamientos, transportes, agencias de viajes y todos los servicios relacionados con el turismo.

 

  1. Ocio por turnos y con parcelas

Desde el inicio de la pandemia hemos visto muchas medidas para controlar el ocio, como establecer turnos de visitas o delimitar el espacio personal.

Desde hace años, muchos museos y atracciones turísticas ya establecían turnos por cuestión de espacio, por lo que esta medida no es nueva para ellos. Pero en otros casos ha sido implantado por primera vez. Las atenciones con cita previa, los horarios de llegada escalonados o la organización para establecer sistemas de turnos se impondrán, por lo menos durante los primeros meses.

Del mismo modo, la parcelación en playas o conciertos al aire libre ha sido una novedad para mantener el espacio personal separado de otras personas. Estos sistemas han tenido sus detractores, pero han sido la solución para poder disfrutar de ciertas actividades sin riesgos.

 

  1. Turismo desmasificado

Una de las principales consecuencias de la restricción del movimiento de turistas en todo el mundo es la desmasificación de ciudades y destinos turísticos. Ciudades como Venecia, Ámsterdam o Barcelona que ya hacía años que detectaban un exceso de turistas en sus calles, se han vaciado de la noche a la mañana.

Y es previsible que la vuelta de turistas sea progresiva por diversos motivos: no todos los países van a tener el mismo ritmo de recuperación, hay viajeros que buscarán opciones más apartadas del bullicio para sus vacaciones,… Y otra cuestión que está en el aire es si estos destinos excesivamente masificados, tomarán alguna medida para regular la afluencia de turistas de ahora en adelante aprovechando el parón que ha supuesto la pandemia para poner cierto orden y evitar que se sucedan situaciones en las que la afluencia de gente se vuelve incontrolable.

 

  1. Experiencias personalizadas

Otra consecuencia de la falta de turistas para los destinos es tener que rentabilizar sus negocios y obtener beneficios con un alto porcentaje de turistas menos. Para ello los destinos se tendrá que plantear opciones de personalización con experiencias de alto valor para que los visitantes estén dispuestos a pagar un precio más alto a cambio de una experiencia personalizada. Esto supondrá todo un reto para destinos masificados o especializados en los precios bajos.

Por ejemplo ¿Estarías dispuesto a pagar un precio más alto por poder visitar la Capilla Sixtina sin prisas y sin cientos de turistas alrededor? Las puertas a la creatividad están abiertas y empezaremos a ver novedades muy pronto.

 

  1. De más cerca a más lejos

El verano de 2020 ha sido el del turismo nacional por excelencia. Con muy pocas opciones para viajar al extranjero, visitar otras zonas dentro del país ha sido la opción de muchos. Es previsible que durante los próximos meses la situación continúe igual. Y la evolución más probable es que la apertura de fronteras sea progresiva.

Los viajes domésticos se restablecerán en primer lugar. Seguidos de los países circundantes y los grandes viajes internacionales serán los últimos en la lista. Siempre teniendo en cuenta que lo más normal es que se restablezca el tránsito entre países que estén en la misma situación y es previsible que haya diferencias en el proceso de vuelta a la normalidad y en la toma de medidas en cada país.

 

Predecir cómo será el turismo después del Coronavirus no es sencillo. Tendremos que ir adaptándonos a la situación y organizar nuestros viajes según las posibilidades del momento. Siempre sabiendo que antes o después podremos volver a disfrutar de viajar y de conocer nuevos lugares que todavía nos quedan por visitar.

¿Y tú? ¿Cómo crees que será viajar tras la pandemia?

COMENTARIOS




: